La gestión de los remontes como un factor clave para el éxito de las operaciones de esquí

La gestión de operaciones de remontes  es una parte esencial del negocio de montaña. El objetivo principal de cada estación de esquí debe basarse en operaciones eficientes y también en la seguridad y la comodidad de los clientes.

Entre los factores principales en ese sentido figuran la ubicación óptima, el tipo de remonte, la correcta implementación y un fuerte liderazgo. La instalación del sistema de remontes es una de las partes más costosas de las operaciones de esquí. Antes de tomar una decisión de adquisición, se ha de elaborar un cálculo específico en cada caso, y también examinar la gestión de mantenimiento y operaciones.

Al aplicar nuestras recomendaciones en este post, usted puede mejorar la seguridad, la eficiencia y la rentabilidad de su estación de esquí.

Problemas más comunes

  1. La elección incorrecta del tipo de remonte

El primer problema es una elección incorrecta del tipo de remonte, no siendo adecuada para el volumen y / o el perfil de los esquiadores. Esto puede causar incoherencias con el flujo de esquiadores (excesiva o insuficiente capacidad), lo que puede revertir en costes adicionales innecesarios en la inversión y el mantenimiento.

  1. Ubicación inapropiada

El segundo error es una ubicación inapropiada para la construcción del remonte. Esto a menudo causa problemas relacionados con avalanchas, paradas de operación debido a fuertes vientos, atascos de esquiadores y también incoherencias con los servicios que se ofrecen en la estación de esquí, como restaurantes, aparcamientos, actividades, escuela de esquí y alquiler, entre otros.

  1. Accidentes / fallos técnicos

Fallos técnicos y accidentes, que podrían ser causados por un mantenimiento inapropiado y paradas de operación inadecuados. Esto podría resultar en consecuencias legales y pérdida de clientes, debido a una mala imagen de marca.

Factores claves del éxito

Dado que el área de remontes tiene un gran impacto en el negocio, se requiere un extraordinario rendimiento en este área, destacando 4 aspectos principales:

  1. Ubicación óptima

Cuando hablamos de ubicación óptima para la instalación de los remontes, siempre es bienvenido comenzar con el estudio de condiciones climatológicas, incluyendo la información de viento y nieve. El segundo paso es protegerse del lugar del viento y las avalanchas. Estos factores garantizan que las medidas correctivas están planificadas e implementadas por medidas activas (Gazex, Catex, etc.) y medidas pasivas (barreras, cortavientos, etc.).

Para seleccionar la ubicación óptima para la instalación de remontes también es necesario tener en cuenta el tráfico y el flujo de los esquiadores con el fin de evitar la congestión en algunas áreas.

Instale los remontes en un lugar que permita un fácil acceso a las áreas principales, por ejemplo, cerca de las áreas de parking y restauración.

Finalmente, es necesario completar un estudio de la montaña y las pistas para diseñar la instalación de remontes, de tal forma que, con un número mínimo de remontes, se maximice la longitud de pistas obtenida.

  1. Tipo de remonte

La selección del mejor tipo de remonte se realiza, una vez analizada la demanda esperada (actual y futura) y el tiempo de espera. Sin embargo, es importante entender que puede haber diferencias entre los mercados geográficos.

El segundo paso sería analizar el tipo de esquiadores: tipo de remonte alineado con el nivel de los esquiadores (por ejemplo cinta, telesquí, telesilla, etc.) y con pistas relacionadas.

Otra decisión importante es estimar la capacidad por definición de pistas que se utilizarán desde el remonte, el nivel de las pistas y las conexiones con otros remontes o áreas.

El marco estratégico podría incluir el futuro desarrollo de la estación de esquí y predeterminar la extensión potencial del área de esquí. Es posible que tenga que aumentar la capacidad si se planea una ampliación de la estación de esquí.

  1. Implementación correcta

Para instalar los remontes mecánicos con éxito, es obligatorio contratar la redacción y la definición del proyecto. Debe contener el estatus legal y las características técnicas, incluyendo el punto de vista del operador. El siguiente paso es establecer un sistema de seguimiento que incluya la fecha de inicio, el calendario de trabajos y las reuniones semanales y mensuales de seguimiento.

Como requisito esencial, todos los procesos de trabajo deben estar bien ejecutados, incluyendo especialmente las pruebas de carga.

Además de lo mencionado anteriormente, es necesario elaborar los planes de emergencia y evacuación, que incluyen el diseño del plan, la formación y los simulacros.

  1. Operación profesional

Hay algunos aspectos esenciales para operar remontes mecánicos con éxito. Uno de ellos es diseñar un plan de mantenimiento de remontes que permita aumentar la vida útil de ellos y reducir los fallos, así como hacer hincapié en el mantenimiento preventivo.

El segundo paso es diseñar manuales del uso de remontes que soporten un funcionamiento eficiente para las operaciones, el mantenimiento, la emergencia y el servicio al cliente. Luego se recomienda desarrollar un plan de formación, mediante la preparación de programas anuales de formación y plan de carrera.

El conocimiento y la eficiencia basados en una buena metodología tienen una correlación directa con optimizar los costos de operación y la fiabilidad, lo que resulta en un mayor retorno de la inversión. Como resultado de las recomendaciones mencionadas anteriormente, obtendrá una mayor satisfacción del cliente y aumentará la seguridad en caso de cualquier imprevisto.